Teatro Jovellanos, 14 de abril a las 19:30
Octeto de cuerda

D.Shostakovich, J. Martínez Campo, G. Enescu

¿Te gustaría venir al concierto?

Abónate o compra tus entradas aquí

Sobre los músicos

Violines: Samuel García, Aliza Vicente, Marina Arrufat, David García

Violas: Samuel Espinosa, Paloma Cueto-Felgueroso

Violonchelos: Millán Abeledo, Irma Bau

Bambú Ensemble es una agrupación camerística integrada por ocho jóvenes
instrumentistas de cuerda. Nacido en el seno de la Joven Orquesta Nacional de España y
motivado por una gran afinidad musical y personal, su objetivo es compartir y difundir su
trabajo en el panorama musical actual.
Aunque es un grupo versátil que puede aparecer en distintas formaciones, eligen el
octeto de cuerda de forma habitual. La singularidad de esta agrupación camerística reside en
su amplio abanico de posibilidades sonoras, así como en la interpretación de un repertorio
poco explorado actualmente. Residentes en distintos países de Europa, los miembros de
Bambú Ensemble trabajan y conviven de forma intensiva mediante varios encuentros
anuales, en los que realizan un estudio exhaustivo de las obras a interpretar.

La filosofía de Bambú Ensemble es lograr combinar por un lado actuaciones en lugares
donde normalmente no se programan conciertos, con la participación en ciclos culturales y
salas de relevancia a nivel nacional e internacional. Así mismo, han logrado difundir su
música a lo largo de la geografía española y por varias regiones europeas. Cabe destacar su
debut en el Auditorio Nacional de Música de Madrid y en la Fundación Juan March. Han
colaborado con el proyecto MusaE, así como con las sociedades filarmónicas de Pontevedra,
Rías Baixas, Vilagarcía y Gijón. Han sido invitados a actuar en el Grafenegg Festival (Austria)
y en el Priorato Le Mesnil – Saint Martin (Francia), entre otros.
Entre los nuevos proyectos de Bambú se encuentra la grabación de su primer disco junto
a IBS Classical, que incluirá los octetos de Enescu, Shostakovich y Javier Martínez Campos.
Para Bambú Ensemble es importante mantener vivo su vínculo con la sociedad, ya sea
interactuando con el público para facilitar su posterior escucha de las obras o mediante
conciertos solidarios colaborando con distintas organizaciones.

www.bambuensemble.com

(DESCARGUE EL PROGRAMA DE MANO)

D. Shostakovich (1906-1975)

Dos piezas para octeto de cuerda, op.11 (1924-5)    12 min

Adagio

Allegro molto

G. Enescu (1881-1955)

Octeto de cuerdas en Do mayor, op.7 (1900)        40 min

Très modéré 

Très fougueux 

Lentement

Mouvement de valse bien rythmée

 

  • Crítica: David Roldán Calvo.

Rebélate, escucha música clásica

2021-04-14 miércoles 19:30 horas. Teatro Jovellanos, Gijón.

Bambú Ensemble: obras de Shostakovitch, Enesco

Organiza Sociedad Filarmónica de Gijón: concierto nº 1633, año 113

La escritura para más de seis solistas, si bien abundante en la música vocal (especialmente en el Renacimiento: hasta cuarenta voces en el motete “Spem in alium” de Tallis), es relativamente infrecuente en la instrumental. Septimino de Beethoven y Octeto de Schubert  incluyen clarinete, trompa y fagot junto a la cuerda, pero otros ejemplos célebres prescinden del viento (Brandeburgo nº 3 a nueve partes, Metamorfosis de Strauss para… ¡veintitrés cuerdas solistas!). Inspirado por Romberg, fue Spohr el primero en escribir para cuatro violines, dos violas y dos chelos en 1823 (doble cuarteto en re m op.65, al que seguirían otros tres). Dos  años después un Mendelssohn adolescente compone  su brillante octeto en mi b op. 20: poca más edad tenían Enesco y Shostakovitch cuando escribieron  sus  obras para esta formación.

Georges Enesco (1881-1955), violinista virtuoso (y pedagogo: profesor de Menuhin), director  y divulgador infatigable, partenaire de Cortot y Casals, combinó en su abundante, interesantísimo  e infraprogramado catálogo el arraigo en la música tradicional de su Rumanía natal con el eclecticismo fruto de su formación cosmopolita en Viena (llegó a conocer a Brahms) y París (donde estudia con Fauré). Su octeto op. 7 (1900) es una precoz, colosal y asombrosa demostración de su capacidad de integrar folklore, tardorromanticismo, impresionismo y premonición de expresionismo. El vals dislocado del cuarto movimiento anticipa el uso caricaturesco de esta danza como símbolo de un mundo desaparecido que harán Stravinsky,  Ravel o Korngold.

El op. 11 de Dimitri Shostakovitch (1906-1975) comprende un Preludio (1924) dedicado a la memoria de su amigo el poeta V. Kurtchavov y un Scherzo (1925), ya vivamente criticado por Assafiev en su estreno y posteriormente condenado por el estalinismo como “indigno de la música rusa”.

La interpretación de Bambú Ensemble (promovido por  Paloma, violista gijonesa) fue absolutamente soberbia: sabia alternancia de sonoridades corales, orquestales, camerísticas y solísticas, prodigiosa riqueza dinámica y tímbrica, precisión absoluta en ritmo y afinación, penetrante disección de los intrincados contrapuntos, plena compacidad en las homofonías, elocuente lectura del amplio espectro emocional del repertorio. Dejó de manifiesto un gran nivel individual junto a un concienzudo trabajo de conjunto (algo especialmente meritorio en un formato tan poco manejable) y un profundo conocimiento de dos obras complejas y desafiantes (como revelaron las iluminadoras explicaciones de Marina, violinista del grupo).

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar