13/03/2019

Centro de Cultura Antiguo Instituto a las 19:00 h. Con Andrea García Alcantarilla, musicóloga.

Viena, octubre de 1827: hacía poco más de seis meses que la ciudad había
enterrado al inmortal Beethoven y un Franz Schubert de apenas 30 años
decide probar fortuna en un nuevo género que había alcanzado nuevas
cotas estéticas gracias al genio de Bonn: el trío para violín, violonchelo y
piano. En poco más de tres meses, Schubert concluye dos obras: su Trío en
Si b Mayor (D 898) y su Trío en Mi b Mayor (D 929). Con el estreno público
del segundo, en marzo de 1828, logrará lo que no habían conseguido ni
sus óperas ni sus sinfonías: la ovación del público y el interés de los
editores. En esta charla nos acercaremos a la Viena de entre siglos, a la
vida de este genio tímido, pero sobre todo desgranaremos las claves que
han hecho de sus tríos, dos monumentos indiscutibles del género
camerístico.